GÉNEROS MUSICALES

bongo2Notable género cantable y bailable de la música cubana, que como manifestación musical de rico gracejo popular, nace de la imbricación de lo hispánico y lo africano, y en su texto picaresco y satírico, refleja asuntos de la actualidad de la isla. Apareció como elemento musical en los primeros años del siglo XIX, a modo de canción en boca del pueblo o incorporándose al teatro cubano.



maracas2Compañías de los años 1800 iniciaron lo que más tarde sería el teatro bufo cubano, cuando la guaracha toma auge, introduciendo personajes criollos que sustituían a los españoles, con estructuras similares a sainetes y entremeses de la península, pero con asuntos, personajes y partes musicales de carácter nacional. Así entra en la escena cubana la guaracha, para permanecer hasta nuestros días.
Como otros géneros de la música cubana, la guaracha se fusiona a otros ritmos para enriquecerlos y así surgieron: la guaracha-mambo, la guaracha-pregón, la guaracha-samba y otras modalidades.

Guarachas muy conocidas en el siglo XIX fueron: La Guabina, La matraca y La beata. El género fue plato principal en el Teatro Alhambra y la cultivaron músicos tan destacados como: Manuel Mauri, José Marín Varona y Jorge Anckermann. El compositor y pianista habanero, Enrique Guerrero, conocido por El Rey de la Guaracha, creó guironumerosas de estas piezas y, entre ellas, las tituladas: La Belén, La mulata Rosa, La pluma de tu sombrero, La prieta santa y Viva Matanzas.

En el ambiente musical, la guaracha A los frijoles caballeros fue todo un suceso interpretada por la cantante y pianista María Cervantes. Otra pieza que hizo furor fue Sal de la cueva cua, cua, cua, de Coralia López, que interpretó por primera vez el Trío Matamoros.

No solo la música guajira estuvo en el alma de Radeunda Lima, pues compuso distintas guarachas como Así es mi voz, Besos consabor, La reina del monte, El piropeador, El retrato de María, Su cosita trae y la más famosa, la guaracha-punto titulada Mi desafío al sinsonte.

Manuel Corona compuso dos obras clásicas en ese estilo: El servicio obligatorio y Acelera, Ñico, acelera, popularizadas en la voz de María Teresa Vera. Zenaida Romeo González dio a conocer en este género Yo soy lacandela y la bolerista Marta Valdés, la titulada La asamblea de los niños. De la inspiración de Tania Castellanos nació Lindo Año Nuevo, creada en 1952. Otra destacada compositora es la santiaguera Alina Torres, a quien se deben conocidas guarachas de mucho arraigo: Lo que tiene el carnicero, Diapasón, La bella y el agua, Epitafio paraun amor y Chistes populares, entre otras. La guaracha fue cantada por figuras gigantes del teatro Alhambra: desde Blanca Becerra hasta la mexicana Luz Gil. María Teresa Vera no solo incluyó algunas guarachas en su repertorio, sino que las llevó al disco. Puso su inigualable gracia en varias guarachas Rita Montaner, Rita de Cuba.

El género parece nacido para quedar inmortalizado en el gusto popular, en la cultura y en las más reconocidas voces de las más grandes cantantes cubanos de todos los tiempos.