GÉNEROS MUSICALES

bongoEl cha-cha-chá es un ritmo cubano surgido como parte de la evolución de diversos géneros musicales cubanos dentro del llamado Complejo del danzón (son montuno y danzón fundamentalmente). Fue creado por el violinista cubano y director de orquesta Enrique Jorrín en 1948, gracias a sus experimentaciones con la forma, la melodía y el ritmo del danzón. Precisamente, el primer nombre con que Jorrín bautizó a sus composiciones musicales fue: neodanzón, en clara alusión a la nueva creación que se gestaba.


El nombre con el que hoy lo conocemos nació con la ayuda de los bailadores, cuando al inventarse el baile que se acoplaba con el ritmo se descubrió que los pies marcaban un sonido peculiar al rozar el suelo, justamente en tres pasos de ritmo sincopado, similar al que por onomatopeya reproducimos al decir cha-cha-chá.

guiroEl cha-cha-chá nace en Cuba, pero es en México donde se dio a conocer mejor y cobró gran popularidad, para luego extenderse al resto de América Latina, e incluso, a Estados Unidos. Rápidamente se convirtió en un baile de salón muy popular, en gran medida por ser un baile intermedio, festivo, ni muy lento ni muy rápido, que lo convierte en un género bailable por todos los públicos.

Enrique Jorrín convierte a La engañadora (grabada el 9 de marzo de 1953, en disco de pasta de 78 rpm), el número que lo dio a conocer, en todo un clásico del género hasta nuestros días, canción con un nuevo tipo de melodía y ritmo, un trío de cantantes que entonaban al unísono el tema de la composición y que le darían un tono muy característico al nuevo género musical. Este estilo gustó tanto a los bailadores, que ahora sentían que podían improvisar más e inventar nuevas figuras en el baile. La ejecución de este género se distingue porque los cantantes son los propios músicos. La engañadora es su pieza más emblemática y la cienfueguera orquesta Aragón, conocidos como “los estilistas del chachachá” han sido sus máximos exponentes durante décadas.

maracasEl ritmo del cha-cha-chá se desarrolla en un compás de cuatro tiempos. Los pasos que se siguen para bailarlo son simples y fáciles de seguir: en el primer tiempo se da un paso, en el segundo otro, en el tercero dos pasos de medio tiempo cada uno y en el cuarto tiempo otro paso. Los pasos que duran un tiempo se llaman lentos y los que duran medio tiempo, rápidos. El cha-cha-chá resulta un baile tropical con gran difusión en la categoría baile de salón. La posición de la pareja es con los cuerpos juntos y los brazos al estilo tropical, realizándose además el característico movimiento de caderas de los bailes caribeños.

Comúnmente, los instrumentos que utiliza en su ejecución son: trompeta, trombón, conga, bongó, timbales, cencerro, güiro, maracas, piano y contrabajo. Entre los principales exponentes del género están la Orquesta Jorrín, la Orquesta Aragón y la Orquesta América, todas en activo actualmente.