GÉNEROS MUSICALES

tamborEs una fiesta para la diversión de los orishas del Panteón Yoruba, en la que se canta, se baila y se tocan diversos tipos de instrumentos de percusión.

Durante el bembé los orishas son alabados, saludados e implorados para que se unan a la fiesta"montando" (posesión a través del trance) a uno de sus sacerdotes presentes.

Confluyen al unísono la canción, el ritmo y el movimiento para llamar al orisha, de forma que se reconozca a sí mismo en la lírica, los ritmos y las danzas que han sido interpretados para ellos quizás durante miles de años.

Los ritmos son en realidad rezos a los orishas y como tal desempeñan una parte importante en esta ecuación. Los tamboreros practican asiduamente durante años para poder tocar los intrincados ritmos correctamente. Esto es importante porque los tambores realmente le hablan a los Orishas, ya que el lenguaje yoruba es tonal, y los tambores han sido afinados para que toquen las diferentes tonalidades de esa lengua. Por esta razón, algunos ritmos nunca se interpretan a menos que sea en un contexto religioso o ello ofendería al orisha. El baile o danza también se convierte en oración en el contexto religioso de un bembé.

Como sucede con los ritmos de los tambores, cada orisha tiene su propia danza:

1. La danza de Yemayá emula el movimiento de las olas,
2. La de Oggún el corte con el machete,
3. La de Oshún representa la forma en que ella se acicala frente al espejo de mano, etc.

Por tanto, estos movimientos se convierten más en rezos bailables que en bailes, según el concepto europeo occidental. Las canciones, ritmos y bailes son realmente una suplica deliberada a los Orishas, para que bajen y bendigan con su presencia, consejos y limpiezas.

Cuando un orisha decide usar un cuerpo humano por un rato es, por supuesto, motivo de gran alegría. Durante un bembé o fiesta de tambores, el orisha puede ser convencido de unirse al festejo y entrar al cuerpo de uno de los sacerdotes consagrados. Se dice que la persona esta siendo "montada" por el orisha, o que el orisha "ha bajado" del cielo.